Logo - Nevada SNAP Education

Consejos Útiles Para Comidas Sin Cocinar

Cuando no tiene cocina, microondas o refrigerador, aún hay opciones de alimentos saludables para preparar comidas deliciosas. Comience comprando alimentos no perecederos que le guste comer. Puede abastecerse de pan, mantequillas de nueces, mermelada, avena, frutas secas, almendras, manzanas, peras, aguacates, tomates cherry, aceite de oliva y sal. Los cítricos se mantienen durante varios días a temperatura ambiente. Busque productos envasados que no sean ni demasiado caros ni demasiado insalubres, tal como galletas integrales o granola.

Sin embargo, incluso los alimentos que no necesitan refrigeración no durarán para siempre. No caiga en la tentación de abastecerse de ingredientes para que duren más de dos semanas. Más bien, compre lo que necesite o desee. «Compre» cantidades más pequeñas en la cafetería o en el contenedor a granel del supermercado.

Busque una caja o canasta grande, tal vez con tapa, y utilícela como su gabinete de cocina. Mantenga toda su comida y equipo allí para que el pan nunca se enmohezca. Mantenga la mayor parte de su equipo aquí también.

Una colección de bolsas sellables, envolturas de plástico y clips de carpeta ayudará a mantener los paquetes cerrados y hará que los alimentos duren más. Para preparar y comer, consiga dos juegos de cubiertos, dos platos, un rollo de toallas de papel, una tabla de cortar, un abrelatas y un cuchillo pequeño y afilado. Para la limpieza, una tina de plástico, una esponja y jabón deberían ser suficiente. Si desea cocinar con calor, considere obtener una olla arrocera, una olla a presión eléctrica, un horno tostador o un hervidor de agua eléctrico.

Cuando se trata de comidas, piense en ensamblar, no cocine. Las comidas clásicas sin cocinar empiezan con sándwiches (el atún enlatado es estable antes de abrirlo, y puede encontrar hummus y queso en paquetes de un solo uso), progresan a ensaladas de frijoles (frijoles enlatados, aceite de oliva y limón, además de una hierba o especia) y culminan con gazpacho (hecho con jugo de tomate, pepinos picados, tomates y cebollas) o avena remojada durante la noche (combine agua y avena la noche anterior; por la mañana, agregue volumen a su tazón con mantequillas de nueces, frutas secas y miel).

Para bocadillos, piense más allá de las barras energéticas o papas fritas preenvasadas. Sazone medio aguacate sin hueso con jugo de limón y sal para un bocadillo por la tarde que es saludable y a la vez satisfaciente. Combine pretzels, galletas de queso y cacahuates para hacer su propia mezcla de bocadillos. Cubra las rodajas individuales de nori con Sriracha. Triture avena, miel, mantequilla de maní, chispas de chocolate y sal hasta tener una consistencia como masa de galleta, que puede enrollar para hacer bolas energéticas.

Ya sea que no quiera encender el horno, que tenga una situación de vivienda temporal o sea un estudiante que vive en un dormitorio, hay infinitas opciones para no cocinar.

X